Madera maciza y madera laminada

Cuando planeando la compra de una casa de madera uno se puede tener la pregunta si preferir madera maciza o laminado. A menudo el grosor de pared es determinado por la estructura de la casa (las dimensiones, altura, si hay paredes interiores, etc.); en otros casos, los criterios que se debería seguir son el uso de la casa (si sirve como una almacén o una vivienda) y la facilidad de mantenimiento. Para ayudarle hacer la decisión, hemos listado algunas características de ambos tipos de madera:

» Madera maciza
Las características de la madera laminada:
• Humedad relativa 18% +/-2%
• Posibles fisuras naturales causadas por el proceso de secado
• Las paredes pueden contraerse después del montaje hasta 5%, y puede exigir un ajuste adicional
Uso de la madera maciza:
Apropiada para construcciones ligeras como casetas de jardín, casas de verano etc. Las casas requieren aislante cuando son utilizadas como viviendas durante todo el año.

» Madera laminada
La madera laminada es el fruto de la aplicación de la tecnología moderna en la construcción de casas de madera. Con ella, se han conservado el medio ambiente saludable y las características positivas de la madera maciza y mejorado las menos favorables.
Las características de la madera laminada:
• Su estabilidad (no se contrae ni se dilata ni se alabea)
• Humedad relativa 12% +/-2%
• Una estructura homogénea (sin fisuras o defectos) consiguiendo un aspecto mejor
• Las paredes se contraen máx. 2% después de la construcción, por eso son más fáciles de instalar y después requieren menos ajuste. Las muescas son más apretadas.
• Mejor resistencia al fuego y al aislamiento térmico.
Uso de la madera laminada:
Apropiado para construcciones ligeras como casas de verano, saunas y otras casas más grandes. Para viviendas recomendamos madera laminada, pero puede ser necesario usar además aislante adicional (dependiendo de la zona y las normas de construcción locales).